Tipos de bullying que debes prevenir.

El bullying se define como un comportamiento malintencionado y doloroso que se da repetidamente en una relación social, que puede ser cualquier tipo. Se caracteriza porque hay un desequilibrio entre el poder o la fuerza física entre las partes implicadas.

Hay diferentes tipos de bullying que se presentan en muchos contextos, especialmente los que tienen que ver con las etapas escolares. Como padres de familia podemos prevenir y preparar a los niños y adolescentes para actuar de una forma sana frente al bullying.

¿Qué hacer frente a los tipos de bullying?

1. Acoso o bullying verbal

Implica el uso de palabras crueles y despectivas, de apodos y de comentarios irrespetuosos sobre la otra persona. Estos comentarios pueden referirse a aspectos como la apariencia física, la religión, la raza, las condiciones físicas particulares, la orientación sexual y otros rasgos distintivos del afectado.

¿Cuáles son los signos?

sad-544730_640

Muchos niños pueden presentar señales como la pérdida del apetito o los cambios repentinos de humor. En otros casos, los niños te preguntarán si las palabras hirientes que escucharon sobre ellos son o no ciertas.

¿Qué se puede hacer?

  • Enséñales a tus hijos el valor del respeto. Con tu propio ejemplo demuestra que todas las personas deben ser bien tratadas, sean amigos, profesores o familiares.
  • Fortalece la independencia y la confianza de tus hijos en lo que son y lo que pueden hacer. Es necesario mostrarles frases y acciones seguras y constructivas que se pueden tomar al estar enfrentados con el bullying.

2. Acoso o bullying físico

El acoso físico se da cuando se presenta intimidación que sobrepasa las palabras y termina en golpes, empujones y contactos físicos inapropiados e incómodos.

¿Cuáles son los signos?

Algunos signos de advertencia que puedes explorar cuando tus hijos no informan sobre la situación, son las cortadas, arañazos, moretones, prendas de vestir dañadas o dolores inexplicables.

¿Qué se puede hacer?

  • Durante tus conversaciones con ellos, pregúntales cómo transcurren sus jornadas en la escuela. Dependiendo de su respuesta, pregunta si hay alguien que los moleste o les haga daño y verifica que la respuesta coincida con la reacción.
  • Una de las mejores medidas para evitar que una situación de estas permanezca sin divulgación, es incentivar la comunicación fluida con tus hijos. Demuéstrales que pueden confiar en ti y contarte
    cuando algo así tenga lugar.

3. Bullying en las relaciones personales

Este tipo de bullying se da cuando el acoso se manifiesta en exclusión o en rechazos sociales agresivos. Se manifiesta en comportamientos como la prohibición para ingresar a un grupo, para participar en un juego o para involucrarse en una actividad social.

¿Cuáles son los signos?

Los diferentes tipos de bullying comparten muchas de sus características, como las alteraciones en el temperamento. Vigila también si ahora pasa más tiempo en soledad que en días anteriores; ten en cuenta también que en el acoso de este tipo, las niñas suelen ser más afectadas.

¿Qué se puede hacer?

  • Acostúmbrate a realizar una rutina nocturna en la que hables con tus hijos sobre la forma en que transcurre su día.
  • Ayúdales a encontrar pasatiempos y actividades que los motiven y puedan posibilitar la interacción asertiva. Estimula talentos como la pintura, la habilidad musical y las aptitudes deportivas.

4. Acoso cibernético o ciberbullying

bullying-679274_640

Consiste en la difamación o en la interacción malintencionada a través de las redes sociales, mensajes de texto o correos electrónicos. Lo más común es que se presenten falsos rumores, palabras racistas, homofóbicas o denigrantes hacia la víctima, todo con el fin de crear un ambiente hostil.

¿Cuáles son los signos?

Por lo general, los niños que sufren de este tipo de acoso pasan más tiempo en línea y después de hacerlo manifiestan comportamientos deansiedad. Otra consecuencia común de estos tipos de bullying, es la dificultad para dormir y la falta de deseo por ir a la escuela.

¿Qué se puede hacer?

  • Como medida preventiva, controla el tiempo y los sitios a los que pueden ingresar tus hijos. Para ello establece configuraciones de seguridad específicas.
  • Mantente al tanto de los sitios más frecuentados por tus hijos y el tipo de contenido al que tienen acceso. Monitorea las actividades que realizan al estar en línea.
  • Recuérdales siempre a tus hijos que deben informarte si se presenta una situación en la que se sientan vulnerados a través de la web o cualquier otro medio

Por favor, comparta esta importante información de salud con sus amigos y familiares. ¡Gracias!

Informa eresmama.com