El amor nunca muere de noche a la mañana

Muchos dicen que el amor nunca muere, pero hay amores incondicionales que se pueden sentir por los hijos, algunas veces por los padres, un amor que no depende del recibir. No tan solo es dar, en algunas parejas necesitan encontrar un punto de equilibrio para seguir construyendo su amor y éste se mantenga en pie.

No se trata de hacer las cosas para recibir algo a cambio, sino que cuando se pierde el equilibrio, cuando la construcción solo se realiza de un solo lado, la estructura tiende a caerse. Para formar una relación hacen falta dos personas, para que acabe, solo basta una. Con que una de las partes decida dejar el amor, muchas veces es suficiente para que todo se venga abajo.

Los integrantes de la relación deben ir hacia una misma dirección. Habrá momentos en que uno de los dos ponga más de su parte. También existirán pausas, pero no deben ser muy largas, ni tampoco descuidar aquellos detalles que se tenían. Tengan presente que ambos están construyendo algo que fortalecerá su relación.

Cuando se pasa por una ruptura, cuando vemos pareja que se separan de un momento a otros, es necesario entender que ese amor no murió de un infarto, sino de una enfermedad que lo consume poco a poco. Al detectar los primeros síntomas es necesario aumentar la dosis de atención, de energía, distracción, amor y es necesario proporcionarle el tratamiento adecuado o si desean dejarlo morir.

Los integrantes de la relación deben remar a la misma dirección.

Actitudes que hacen que el amor se acabe

Cuando se acaba el amor o el que desee que este termine lo antes posible, pueden cometer desilusiones, que tu pareja se decepcione de ti, demostrarle que ya no tienes interés en él o ella. Ser egoístas, traición, no considerarlo y no ser nada empático, los celos y el autoritarismo es otro de los factores. El reemplazo en el estado terminal, donde el luto se guarda aun estando vivo el amor, pero en su forma más inerte.

Los finales no deben ser deprimentes, pero tampoco el amor no debe ser para siempre. Se puede dar final a las relaciones antes de acabar con todo lo bonito, intentando cambiar el tipo de amor, por uno que se puede llevar de manera independiente como una buena experiencia de vida.

El desamor puede ser muy cruel y muchas veces tiene mala memoria. Ningún buen recuerdo le parece familiar, así que no es necesario que se manifieste en todo su esplendor para tomar las medidas adecuadas. Si el amor les importa, cuídenlo en todo momento, si ven falla ataquen a tiempo y si ya no hay nada que consideren hacer, déjenlo ir desde la bondad de su corazón, sin rencores ni resentimientos.